Loteria Nacional

La actual Lotería Nacional de billetes nació en España durante la Guerra de la Independencia. D. Ciriaco Gonzalez Carvajal, Ministro del Consejo y Cámara de Indias, pensó en “un medio para aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes”.

Presentó un proyecto de Lotería ante las Cortes Generales y Extraordinarias de Cádiz, con el precedente de la que ya existía en nueva España, actual Méjico, desde 1771, establecida por Carlos IIII.

La propuesta tuvo una acogida muy favorable y, en sesión de 23 de noviembre de 1811 de las Cortes de Cádiz fue aprobada sin un solo voto en contra. Esta Lotería, cuya instrucción se publicó el 25 de diciembre de 1811, fue denominada por el pueblo “Lotería Moderna” para diferenciarla de la “Lotería de números” o “Lotería Primitiva” instituida en 1763 por el Ministerio de Hacienda de Carlos III, Marqués de Esquilache.

El 4 de marzo de 1812, quince días antes de proclamar la primera Constitución de nuestra historia, se celebró en Cádiz el sorteo de esta nueva modalidad de lotería, de acuerdo con las normas establecidas en la instrucción, que su preámbulo decía así:

“Las Cortes Generales y Extraordinarias de la Nación, enteradas del proyecto que les fue presentado de una Lotería que se denominará Nacional, y debe ser igual a la que hace muchos años se encuentra establecida en Nueva España; se servir de autorizar al Consejo de Regencia de España e Indias para que lo llevara a cabo de la forma que considere más útil y conveniente. En consecuencia, SA considerando que este puede ser un medio para aumentar los ingresos del erario público sin quebranto de los contribuyentes, y atendiendo a que los fondos que se versen en este juego, sean manejados con fidelidad, sin agravio ni perjuicio del público interesado, para que estos fines se consigan, ha tenido por conveniente autorizar con su suprema aprobación a los señores D. Antonio Romanillos, Ministro decano del Consejo Supremo de Hacienda, y D. Ciriaco Gonzalez Carvajal, del Consejo y Cámara de Indias, para jueces conservadores del establecimiento “.
La Lotería Nacional al principio estuvo circunscrita a Cádiz y San Fernando, más tarde saltó a Ceuta, ya medida que los ejércitos napoleónicos se iban retirando se fue extendiendo su venta, primero al resto de Andalucía y después por toda España. El último sorteo de la Lotería Moderna que se celebró en Cádiz tuvo lugar el día 27 de enero de 1814, cambiando su sede en Madrid, que estrenó sorteo el día 28 de febrero de 1814.

Muy pronto se marcó una decidida preferencia del público por la Lotería Moderna ante la Primitiva, que queda patente en las cifras de las ventas. En el periodo de 1815 a 1817 la Lotería Moderna duplicaba los ingresos de la Primitiva y en los dos años siguientes los doblaba con creces.
El 1817 en España funionaven 497 administraciones de Lotería, 25 de las cuales situadas en Madrid y cinco en Barcelona, ??estando todas ocupadas por hombres, excepto dos, una en Barcelona y otra en mucitas, regentadas por mujeres.